Los mejores castillos de Austria
Alejandro
Alejandro

Los 15 mejores e increíbles castillos de Austria

Si consideramos la rica y aventurada historia de Austria y su territorio, no es sorprendente que Austria tenga magníficos palacios y castillos repartidos por toda su geografía. Se erigen orgullosos e imponentes, y son los observadores silenciosos de los tiempos pasados.

Regido por las casas Habsburgo y Habsburgo-Lorena, parte del Sacro Imperio Romano Germánico y el Imperio Austriaco después, la historia del pasado imperial de Austria no es tarea fácil. Afectados por la Guerra de los Treinta Años y la Guerra de los Campesinos Alemanes, algunos castillos austriacos sufrieron más daños que otros, aunque muchos quedaron inexpugnables debido a su ubicación estratégica en las regiones alpinas del país.

Desde los más delicados castillos residenciales hasta las imponentes fortalezas de las colinas, veamos los 15 castillos más impresionantes de Austria:

Índice

1.Schloss Ort la Isla Castillo

Schloss Ort
Castillo de Schloss Ort

Este bello castillo medieval está situado en el lago Traunsee, en Gmundem, a 19 kilometros de Vöcklabruck. El paisaje que le rodea es idílico, con el trasfondo de los imponentes picos de las montañas de Salzkammergut. Fue fundado en 1.080, pero se realizaron mejoras hasta el siglo XIII. Paso por muchos propietarios hasta el año 1.995, cuando fue comprado por la ciudad Gmundem. Tiene un precioso estilo arquitectónico del Renacimiento.

El castillo esta situado en un único emplazamiento privilegiado, pues está ubicado en una isla (toda la isla está ocupada por el castillo), y se acede a él a través de un puente peatonal, de sólida madera, de más de 120 metros.

El castillo está magníficamente conservado, seguramente su emplazamiento ha tenido algo que ver, pues es difícil de atacar. 

Quienes lo han visitado afirman que al atardecer es impresionante, ya que el sol pega en la ladera de la montaña y crea un paisaje único. 

En la actualidad alberga el Centro de Estudios del Ministerio Federal de la Tierra y Silvicultura, además de ser un escenario en el que se rodó una serie muy popular en Austria:” Schlosshotel Orth”.

La entrada es gratuita, y puedes tomar algo mientras disfrutas de la paz del lago y de sus hermosas vistas.

2. El castillo de Riegersburg el Guardián del Volcán

Castillo de Riegersburg, Viena
Castillo de Riegersburg, Viena

Este majestuoso castillo medieval, en el estado de Estiria,  parece que surge de la cima del volcán inactivo en la que se erige, de hecho algunas partes del castillo fueron construidas con la piedra basáltica del volcán. Está situado a más de 480 metros sobre el mar.

Alrededor de la ciudad de Riegersburg, desde tiempos inmemorables, ya existían poblaciones humanas. Pero fue en el siglo IX, con unas 300 personas de población, cuando se funda el pueblo. La zona fue parte del Imperio Romano, más tarde los bávaros emigraron y los húngaros invadieron la zona este. Fue el inicio de una época de terribles luchas.

La historia del castillo comienza en el año 1122, y se sabe que Rudiger von Hohenberg  fue el primer caballero que vivió aquí. 

Ha pasado por muchos propietarios, hasta que en el año 1.822 el soberano Johann Josef von Liechtenstein lo compró y, desde entonces, ha pertenecido a tan ilustre familia.

El castillo de Riegersburg ahora es un museo, con salas y galerías reales que muestran la convulsa historia del castillo y el pueblo que lo alberga. Se pueden visitar 25 de las 108 habitaciones que posee. Dieciséis de las habitaciones muestran la historia del Castillo, del pueblo y las personas,  y nueve tratan de brujas y hechiceros, en el sótano, el Hesenmuseum

Además tiene un memorial de la guerra, un recordatorio de la feroz lucha en 1945, cuando los alemanes ocupando el castillo fueron atacados por tropas rusas.

El castillo fue durante varios siglos impenetrable a las muchas invasiones, en los 850 años de su historia la fortaleza jamás fue conquistada. Su ubicación también ayudó bastante a esto. Sus 3 kilómetros de murallas y el escarpado sendero que lleva a sus puertas, hicieron imposible su asalto.

El castillo está magníficamente conservado, y gracias al teleférico que se instaló en 2.003, la subida dura unos segundos. 

Sólo subir al castillo ya hace de este viaje una experiencia inolvidable. Los tres kilómetros de murallas con lagunas, los siete arcos y once bastiones nos hace soñar con su pasado emocionante. En su cima,  ofrece una vista maravillosa sobre los valles, los bosques verdes y los viñedos espléndidos del sudeste de Estiria. 

La Sala de los Caballeros, construida sobre 1600, con sus magníficos revestimientos artesanales adornado en las puertas de madera y el techo, así como el Salón Blanco con su hermoso techo, una obra maestra de los primeros siglos del Barroco, son lugares que no puedes dejar de recorrer.

 

3. Burg Kreuzenstein el castillo de "Los Pilares de la Tierra"

Burg Kreuzenstein
Castillo de Burg Kreuzenstein

Este poético castillo en  Leobendorf, en la Baja Austria, muy cerca de Viena y al del río Danubio. Se impone sobre una hermosa colina boscosa, elevándose sobre el mar más de 260 metros. 

Johann Nepomuk Graf Wilczek, explorador polar, filántropo y chambelán de la corte del emperador Francisco José I, lo construyó en el siglo XIX, sobre las ruinas de una fortaleza fue edificada en el siglo XII, por los condes de Formbach. 

Para la reconstrucción se trajeron materiales y elementos desde todas partes del continente. El trabajo no fue nada fácil, las obras duraron tres décadas, pero finalmente la construcción se transformó en una obra nueva y diferente. Desafortunadamente, un incendio en el año 1.915 destruyó la biblioteca y el archivo, y también parte de los tesoros que albergaban. En la Segunda Guerra Mundial fue saqueado y sufrió muchos desperfectos por el fuego cruzado. Afortunadamente fue fantásticamente reparado.

Hoy podemos gozar de este increíble monumento, que combina los estilos románico y gótico con total concordancia.

Es un castillo de ensueño, y no es difícil imaginar alguna escena de cuento desarrollándose entre sus muros. Es tan atractivo que muchas series y películas se han rodado en su interior, como por ejemplo “Los Tres Mosqueteros”, “Los Pilares de la Tierra” y “En Tiempos de Brujas” (2011) es una película de fantasía y aventuras protagonizada por Nicolas Cage https://youtu.be/uSbWTgIoz4g

Al contemplarlo nos maravilla su aspecto robusto de fortaleza, combinando con su belleza exquisita y delicada.

En su interior somos trasladados a la época medieval gracias a sus habitaciones perfectamente conservadas. La Armería, que alberga una gran cantidad de armas, monturas, cascos y espadas, es una sala fastuosa. Su capilla posee un impresionante vitral, y se celebran unas muy románticas bodas. No debemos olvidarnos de visitar su pintoresca cocina, que tiene una gran mesa de roble.

La visita de este genial lugar merece la pena, no sólo por el fantástico castillo, si no también por el precioso parque natural que le rodea. Desde sus altas almenas puedes admirar estas impresionantes vistas.

Por si todo esto fuera poco, en la zona una de sus tradiciones más antiguas es la cetrería, no te sorprendas si ves majestuosas aves volar sobre el castillo antes de volver al brazo de sus entrenadores. Las competiciones que se realizan aquí son mundialmente famosas y atraen a gente de todo el planeta.

4. Burg Hochosterwitz el Emblema de Carintia

Burg Hochosterwitz
Castillo de Burg Hochosterwitz

En la cima de una escarpada e inaccesible formación rocosa de piedra caliza y a más de 170 metros sobre el mar, la impresionante fortaleza es todo un emblema en la región de Carintia. 

La primera vez que se mencionó a esta fortaleza fue en el año 860. En sus murallas hay 14 puertas gigantes, que están conectadas entre sí por 5 puentes levadizos. Cada puerta es única, y poseen distintos mecanismos de defensa. El camino de acceso tiene más de 600 metros de largo y atraviesa las puertas. Todos estos elementos hacen de Burg Hochosterwitz una fortaleza inexpugnable, es más, se dice que jamás fue conquistada, porque nadie pasó más allá de la cuarta puerta.

Además fue refugio los aldeanos y era totalmente autosuficiente, tenían su propio taller de carpintería, molino, herrería, panadería, imprenta y elaboraban vino, verduras y frutas. Por lo que podían sufrir un asedio y no ser debilitados.

Puedes, si estas en buen forma, subir por el camino cuesta arriba y disfrutar de las magníficas vistas mientras tomas un descanso. También hay un ascensor que te lleva directamente a la entrada.

Es un museo, y podrás visitar la Armería, la colección de armas, la colección de uniformes y la importante colección de cuadros de la época renacentista. También hay muchos otros objetos personales y tesoros familiares  de la familia Khevenhüller , quien ha sido su propietaria duran te 500 años.

La excursión al castillo Burg Hochosterwitz es una de las más atractivas y la favorita en toda la zona de habla alemana.

Más información:

https://www.burg-hochosterwitz.com/es/

5. Fortaleza de Hohensalzburgo una Majestuosa Fortaleza

Fortaleza de Hohensalzburgo
Fortaleza de Hohensalzburgo

La imponente fortaleza medieval se alza majestuosamente sobre la montaña Festungberg  desde el siglo XI. Su misión era ser un enclave sólido para defender Salzburgo de los muchos conflictos que arrasaban en Europa.

El enclave, único para defenderse, ya fue utilizado por los celtas y romanos. El Príncipe-Arzobispo Gebhard mandó su construcción en 1.077. Al principio fue un castillo sencillo pero sólido, pero, según avanzaron los años y mejoraron las técnicas militares, el edificio fue cambiando y se añadieron nuevos torreones, bastiones y muros. Como otras muchas, esta fortaleza jamás fue conquistada.

Tiene un estilo de gótico tardío. En sus muros se puede ver un símbolo en forma de remolacha, pertenecía al Príncipe-Arzobispo  Leonhard, quien la dió su aspecto actual.

En su interior, varios museos: el Museo de la Fortaleza, el de las Marionetas y el Museo del Regimiento de Rainer nos mostrarán diferentes visiones de la época. También se puede visitar algunas salas, con la decoración y el mobiliario original del siglo XVI.

En el interior de la fortaleza se pueden visitar diversas salas con decoración y mobiliario originales del siglo XVI. En el tercer piso están la Sala del Príncipe, el Cuarto Dorado y la Sala Dorada.

Cuando llegues a Salzburgo, la fortaleza te saludará desde su alto trono. Y, cuando la visites, desde sus torres podrás tener una vista excepcional de la ciudad natal de Mozart.

En esta página web, en castellano, hallarás más información, y adquirir entradas y los tickets del funicular llevan hasta la fortaleza:

https://www.salzburg.info/es/lugares-de-interes/top10/fortaleza-hohensalzburg

Y su propia web es:

https://www.salzburg-burgen.at/en/hohensalzburg-castle/

6.Castillo Franzensburg o el Escenario de un Cuento de Hadas

Franzensburg
Castillo de Franzensburg

En Laxenburg, en la Baja Austria, rodeado de exuberantes jardines y rodeado de un lago, el castillo de Franzensburg es otro precioso castillo que nos hace viajar con la imaginación a historias de príncipes y princesas, de sapos encantados y madrastas malísimas.

Forma parte del complejo palaciego conocido como los castillos de Laxenburg, a unos 30 kilómetros de Viena.

El Franzensburg fue  construido entre 1801 y 1836, con un estilo medieval. El nombre proviene del emperador Francisco I, quien construyó el castillo en una isla artificial, junto al ya existente Castillo de Laxenburg.
El castillo y los terrenos circundantes forman parte de un parque de 2.500 kilómetros, diseñado al estilo paisajístico inglés del siglo XVIII.

EL parque es un destino turístico muy popular, con sus rutas de senderismo rodeados de un muy romántico paisaje, mientras que las familias con niños (además del entorno romántico, que no está todo perdido) pueden montar en bicicleta o jugar en los parques. También se pueden alquilar barcas para navegar por los atractivos lagos. En todas estas actividades el castillo ofrece un telón de fondo mágico

En el castillo se ofrecen visitas guiadas y en verano se celebran teatros.

7. Fortaleza Kufstein y el Esplendor del Tirol

Fortaleza Kufstein
Fortaleza Kufstein

Esta gallarda fortaleza del siglo XII, se yergue sobre la ciudad de su mismo nombre, en la región del  Tirol al norte del río Inn.

En 1.504 la ciudad y la fortaleza fueron conquistadas por el emperador Maximiliano I, pasando a ser parte de Baviera hasta 1.805. Sirvió de prisión para disidentes políticos durante el Imperio Austro-Húngaro

La fortaleza alberga el Museo de Historia Local, el cual exhibe un considerable número de puntas de flecha de la edad de hielo.

Cabe destacar la “Torre del Emperador”, que es la estructura medieval mejor conservada.  En esta fortaleza también se puede ver el «Órgano de los Héroes», el órgano más grande del mundo al aire libre.

A la ciudad de Kufstein se la llama “La Perla del Tirol” tanto por su entorno natural deslumbrante, como por su Casco Histórico o “Altstadt”, con su muralla medieval, plazas, iglesias, etc.

En tu visita a la fortaleza no serás defraudado porque, además de conocer uno de los mayores símbolos austríacos, su precioso entorno natural y el pintoresco pueblo, crean un conjunto atractivo, de postal diría, que harán que tu viaje sea una experiencia única.

Visita esta página para más información:

https://www.austria.info/es/destinos/estados-federados/tirol

8. Castillo de Hohenwerfen un lugar de leyenda

El castillo de Hohenwerfen
El castillo de Hohenwerfen

La fortaleza se yergue en la distancia. Una imagen de ensueño. Rodeado de un paisaje sobrecogedor esta edificación del siglo XI,  rodeada por los Alpes Berchtesgaden y muy cercana a la montaña Tennengebirge., mientras el río Salzach fluye por el valle.

Se eleva por encima del pueblo Werfen, en el valle Salzach, a 40 km al sur de Sallzburgo. Debajo del castillo se encuentra el mercado austriaco de Werfen.

Se construyó para proteger la arquidiócesis de Salzburgo de las fuerzas del Rey  Henry IV. 

Tanto Hohenwerfen como Hohensalzburg comparten la misma página en los anales históricos, ya que ambas fortalezas fueron construidas por los arzobispos de Salzburgo en el siglo XI.

Más tarde también se usó como prisión, lo que añadió una escabrosa leyenda a su historia.

Su estado de conservación es excepcional, por lo que varios filmes y series de televisión han utilizado su interior y exterior en sus rodajes: “Recién casados” / “El décimo Reino” / “The man in the high castle”.

En tu recorrido descubrirás la capilla del castillo, la taberna, la espeluznante cámara de torturas, el calabozo y la armería. A través de la pasarela fortificada obtendrás  unas maravillosas vistas al patio de la fortaleza, y puedes subir hasta el campanario, con su campana de más de 4.400 kilos. La cual sigue sonando en importantes fiestas de la iglesia. 

Por si esto fuera poco, cada día hay exhibiciones de cetrería en el patio interior.

Harás una excelente elección si decides visitar Hohenwerfen. Sus paisajes únicos, su imponente estructura y su historia te fascinarán.

Más información:

https://www.salzburg.info/es/lugares-de-interes/excursiones/castillo-hohenwerfen

9. El Castillo de Ambras el Blanco Palacio Renacentista

El castillo de Ambras
El castillo de Ambras

En las colinas de Innsbruck, con una fachada blanca como la nieve, se alza este hermoso castillo y palacio renacentista del siglo XVI, aunque en los legajos ya se nombra una fortificación, allá por el siglo X. Posteriormente el castillo fue edificado justo encima.

En las tres primeras décadas después de su construcción, sirvió como residencia del Archiduque Fernando II.

 Como era un gran coleccionista de arte, durante los años siguientes el castillo experimentó una inmensa afluencia de piezas de arte que se exhibieron en el museo del castillo, lo que hizo del castillo de Ambras uno de los museos más antiguos de Europa.

Una de las salas más impresionantes del castillo es el Salón Español, que fue construido para albergar bailes y ocasiones festivales. Sus paredes están decoradas con  27 retratos de figuras completas de gobernantes tiroleses, y sus intricados artesonados atraerán tu mirada.

El complejo del castillo también cuenta con un hermoso jardín de paisaje inglés con césped prístino y lugar de residencia de varios pavos reales.

10. Burg Freundsberg símbolo de la ciudad plateada

Burg Freundsberg
Burg Freundsberg

El castillo de Freundsberg, el símbolo de la ciudad plateada de Schwaz, es otro fortín en el bello Tirol, edificado en 1150 por los señores de Freudensberg.

Es un bello y singular castillo de estilo renacentista, y fue sede de los Caballeros de Freundsberg. La primera torre del homenaje que tuvo el castillo está intacta, tal y como estaba en sus inicios. Más tarde se reformó como una “iglesia del castillo” o Schlosskirche.

Hoy alberga el Museo de la Ciudad, dónde descubrirás como  se vivía en aquellos tiempos y, también, documenta la industria minera de plata en esta región.

Es un lugar ideal para celebrar bodas, además de admirar el Valle Inn desde su terraza, o tomar un bocadillo en su hospitalaria taberna.

11. Castillo de Heinfels entre las brumas del Tirol

Castillo de Heinfels
Castillo de Heinfels

Situado en el valle de Puester, en el Tirol, este castillo del siglo XII está encramado en la cima de una colina como guardián de las tierras y bosques que le rodean.

Fue mencionado por primera vez en los registros escritos a mediados del siglo XIII. Su ubicación en la cima de la colina define la posición y la disposición del castillo, y parece estar encaramado sin esfuerzo en la superficie irregular. Con un estilo medieval, con sus torres redondas y rectangulares, una torre del homenaje de 20 metros de altura, una sala exterior y un muro que lo rodea.

A principios del siglo XVII grandes partes del castillo fueron destruidas durante un incendio.

Aunque no es un castillo tan bien conservado como otros de esta zona, es una agradable excursión por su hermoso enclave y fastuosa figura. Además, la zona no es muy turística, por lo que podrás admirarlo y deambular por sus alrededores en relativa soledad.

12. Castillo de Liechtenstein, la Piedra Brillante de Viena

Castillo de Liechtenstein
Castillo de Liechtenstein

El Castillo de Liechtenstein (que significa “piedra brillante”), fue construido durante el siglo XII, no debe confundirse con su homónimo situado en Württemberg (Alemania).

Se encuentra en el borde de la Wienerwald (Bosque de Viena). 

Toma su nombre de la Casa de Liechtenstein, la casa gobernante del pequeño país. Fue destruido por los otomanos en 1529 y 1683, y permaneció en ruinas hasta 1884, cuando fue restaurado.

Su aspecto es característico de la zona y de la época en que fue alzado, y es de los pocos castillos que no fueron construidos con una función de protección.

Es conocido principalmente por el Nestroy Theatre Festival, que se celebra anualmente durante los meses de verano.

Entre otras películas, ha aparecido en el film “Los Tres Mosqueteros”.

Su visita es gratuita con la tarjeta VinnaPass:

https://www.viennapass.es/vienna-attractions/burg-liechtenstein.htm

13. El castillo de Tratzberg la Joya Gótica del Tirol

El castillo de Tratzberg
El castillo de Tratzberg

El castillo de Tratzberg es llamado “la Joya Gótica del Tirol“, y es considerado uno de los castillos históricos más bellos de toda Europa. Esta situado en la población de Jenbach, a tan sólo 30minutos de Innsbruck.

Su antigüedad data del siglo XIII. En el siglo XIV, sufrió un incendio que lo destruyó casi por completo, teniendo que ser reconstruido a partir del año 1500. En el siglo XV sirvió como pabellón de caza al emperador Maximiliano I, que es cuando empieza a tener más auge.

La reconstrucción se realizó en estilo gótico tardío y con un derroche ornamental en el que destacaban los trabajos realizados con mármol, madera e hierro. Mas adelante sufrió otras modificaciones más del estilo renacentista, como el patio interior exquisitamente pintado. 

Además, es uno de los castillos mejor conservados de Austria. Encaramado en la cima de una colina sobre el valle de Inntal, sus blancos muros se destacan sobre el bello bosque.

La visita comienza en el pequeño tren, “Tratzberg-Express”, que lleva a los visitantes desde el valle hasta la entrada principal del castillo. Podrás conocer la historia del castillo gracias a las audio-guías en castellano, que te adentraran por todos los rincones e historias del castillo. Y, como un auténtico castillo de cuentos, leyendas populares y fantasmas acechan su historia.

Más información:

https://www.schloss-tratzberg.at/?fbclid=IwAR2gW3jX-31YaNlqhH9079SN61vGBDCbWyXnP70KBiB9f7QNyefRFOiyuRA

14. El castillo de Forchtenstein

El castillo de Forchtenstein
El castillo de Forchtenstein

El castillo de Forchtenstein es un fortín situado el estado de Burgenland. Construido por los Señores de Mattersdor a finales de la Edad Media.

A diferencia de muchos otros castillos y fortalezas de la región, el castillo de Forchtenstein fue el único que no sufrió durante las guerras otomanas.

Su torreón data del siglo XIII, cuando se construyó como un castillo de defensa

Una de las torres se la conoce como la Torre Negra, porque estaba alineada con una roca de color negro. Dentro de la torre se encuentra un pozo profundo, que fue lugar donde se encerraban a las personas condenadas a muerte.

 Aunque originalmente el castillo era una residencia fortificada, más tarde se convirtió en un tesoro que salvaguardaba los objetos de valor y las posesiones más preciadas de la familia aristocrática Esterházy, después de que en 1622, el emperador Fernando II otorgará a esta familia el castillo, quienes fueron los responsables de ampliarla, agregar nuevas alas y una capilla, así como decorar el interior con diseños ornamentales, escudos de armas y escenas de mitología. Además de los coloridos frescos que adornan las paredes del patio.

El castillo alberga tres muy interesantes exposiciones, además de ser una delicia para la vista.

La entrada es gratis con ViennaPass, y para más información visita:

https://esterhazy.at/burg-forchtenstein/

15. Burg Almeja, el Señor del Castillo te da la Bienvenida

Almeja de Burg
Burg Almeja

El castillo de Burg Clam o Almeja está situado en la Alta Austria.

Se construyó en 1149 y en sus primeros años sirvió como fortaleza, con dos torres de 30 metros de altura que han sobreviven hasta nuestros días. Durante la Guerra de los Treinta Años varias veces se intentó tomar el castillo, pero sus excelentes defensas lo mantuvieron a salvo. Sin embargo, a mediados del siglo XVII, el castillo perdió  su antigua gloria al haber sufrido daños.

Fue renovado en el siglo XVIII, edificándose estructuras adicionales, como una iglesia y alas para albergar la administración. La propiedad del castillo ha permanecido inalterada durante más de medio siglo.

El castillo está parcialmente abierto al público y los visitantes pueden ver el patio arqueado de tres pisos, la armería, la capilla, así como algunas de las residencias.

Más información:

https://www.burgclam.com/

!Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Suscríbase a
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios