Que ver y hacer en Viena, Austria
Alejandro
Alejandro

Las 15 mejores cosas que ver y hacer en Viena (Austria)

La capital de Austria, situada entre las orillas del bello Danubio y las cumbres de los Alpes, alberga a casi un tercio de los habitantes de la región y su ciudad principal. Esta ciudad metropolitana es una de las cuatro sedes de  Naciones Unidas y es un importante centro de la cultura, la economía y la política de Austria. En 2020 ha sido ganadora de la lista de “Las 10 ciudades más verdes del mundo”. Llamada también  la Ciudad de la Música y la Ciudad de los Sueños, Viena es conocida en todo el mundo y cuenta con una gran cantidad de maravillosos edificios históricos, jardines y verdes parques, además de exquisitas cafeterías, bares, galerías, tiendas y mercadillos que la convierten en una de las ciudades más hermosas y elegantes de Europa.  

Consejo: Consigue el Vienna PASS, este pase turístico todo incluido incluye la entrada gratuita a más de 60 atracciones, muchos descuentos y el uso ilimitado de las rutas de los autobuses “hop-on hop-off”. https://www.viennapass.es/
Clasificada como una de las ciudades más habitables del mundo con sus habitantes disfrutando de una alta calidad de vida, Viena es un paraíso en Europa central y uno de los más importantes destinos turísticos. Hay tanto que ver que es francamente difícil elegir. A pesar de ello, he confeccionado una lista que, espero, sea de vuestro agrado.

Echemos un vistazo a las 15 mejores cosas que ver y hacer en Viena:

Índice

1. Palacio de Schönbrunn el Versalles Vienés

Palacio de Schönbrunn
Palacio de Schönbrunn

El Palacio de Schonbrunn, o “El Versalles Viénes”, fue construido en 1.559 por el emperador Maximiliano II. Al principio era un pequeño palacio de caza pero, pero tras su destrucción en el segundo sitio de Viena, fue reconstruido por Leopoldo I para su hijo José I. Hasta 1.819 el Palacio tuvo nuevas construcciones y ampliaciones. Es una colosal estructura de 1441 habitaciones y un complejo que es la principal atracción turística de Viena.

El  palacio forma parte del Patrimonio para la Humanidad de la UNESCO

Los Habsburgo han residido aquí a lo largo de los años y, de hecho, muchos emperadores de Austria han nacido en el palacio también.

El palacio en sí es un edificio inmenso y diseñado en un estilo barroco con un edificio principal simétrico que tiene cientos de ventanas y estatuas en la azotea.

Dentro del palacio hay un surtido de habitaciones, de estilo rococó, completamente amuebladas y decoradas en el estilo original. El Salón del Millón, revestido con palo de rosa y con ricas miniaturas traídas de India y Persia, es una de las salas rococó más hermosas que existen.  El Salón de los Espejos vio a Mozart interpretar piezas musicales cuando tan solo era un niño prodigio.

Se puede visitar de forma gratuita durante todo el año, y en él se esconden impresionantes fuentes, estatuas, monumentos, árboles y flores, además de la espléndida Glorieta. El Museo de Carruajes Imperiales, el jardín del Príncipe Heredero, el jardín Oraniengarten, el laberinto, el Zoológico, la Casa de las Palmeras y la Casa del Desierto también forman parte del parque del palacio y pueden ser visitados de forma gratuita. Y, por supuestos, no olvides visitar las habitaciones de los famosos esposos Francisco José e Isabel de Baviera.

Puedes disfrutar de un tour a través de las muchas habitaciones y admirar el suntuoso mobiliario y ver cómo vivía la realeza austriaca. 

Si te has hecho con la tarjeta Vienna PASS, tendrás acceso gratuito.

2. Palacio Hofburg la Residencia de Sissi

Palacio Hofburg
Palacio Hofburg

El Palacio Hofburg es enorme complejo palaciego, el más grande en la ciudad y unos de los más grandes del mundo, que rinde homenaje al poder y la influencia de la dinastía de los Habsburgo, y sirvió como principal palacio de invierno de los gobernantes del Imperio Austrohúngaro durante 600 años. Su estilo pasa del gótico al historicismo, abarcando los cientos de años de estilos arquitectónicos.

Hoy en día, el complejo alberga las oficinas del Presidente de Austria y sirve como base presidencial.

Los edificios han sufrido muchas adiciones desde su creación en el siglo XIII y la más impresionante de ellas es el fabuloso Neue Burg semicircular. Fue construido entre 1881-1913 como una nueva ala del Palacio Imperial. Es una estructura rimbombante en estilo neobarroco.

El Palacio cuenta con varios museos en su interior, como la Cámara de la Plata, el Museo Sisí, la Escuela Española de Equitación y la Biblioteca Nacional. 

Los apartamentos imperiales del Palacio Hofbug, de obligada visita, son 19 habitaciones decoradas con muebles de época y ornamentos. Podemos visitar las salas privadas donde dormía la realeza, despachos e, incluso, un baño.

En tu visita a Viena no dejes fuera de tu itinerario este fabuloso Palacio.

Existe una entrada llamada Sisí Ticket que te permite visitar el Palacio Hofburg, el Palacio Schönbrunn y la Colección de Muebles Imperiales.

Si quieres más información sobre la visita o  incluso comprar las entradas puedes visitar la página oficial del Palacio de Hofburg.

3. Catedral de San Esteban, dominando el horizonte de Viena.

Catedral de San Esteban
Catedral de San Esteban, Viena

Esta estructura monolítica se erige orgullosa en la Stephensplatz y ha sido la iglesia más importante de Viena y Austria desde su construcción.

Es la sede de la archidiócesis de Viena y la sede de su arzobispado. Se levantó sobre los restos de una antigua iglesia románica, de la que sólo quedan la Puerta de los Gigantes y las Torres de los Paganos.

La catedral está coronada por una gran torre con forma de aguja (Steffl) construida en estilo gótico que, con sus 137 metros de altura, es visible desde diferentes puntos de la ciudad, siendo la torre de iglesia más alta de Austria.

La belleza de este edificio es innegable. Desde el diseño románico y gótico del exterior, hasta la dominante torre puntiaguda, y el intrincado techo principal, el Tejado de los Azulejos, formado por más de 250.000 azulejos de colores que forman un intrigante patrón.

Aquí se casó Mozart y, también, fue el escenario de su magnífico funeral. En el interior de la iglesia hay un total de 18 altares, varias capillas más pequeñas e incluso algunas tumbas y catacumbas.

Algunos de los puntos más interesantes son: La Campana Pummerin, Púlpito de Pilgram, Las catacumbas y la Imagen de Cristo crucificado. Además, muchas personalidades de la historia austriaca tienen aquí sus impresionantes tumbas:  El Emperador Federico III, El Príncipe Eugenio de Saboya o el duque de Habsburgo Rodolfo IV «el Fundador». 

La Catedral es un símbolo de Viena, un edificio que no debes dudar en visitar.

Si deseas más información, aquí te dejo el enlace de su sitio web:

www.stephanskirche.at

4. Jardines de Schonbrunn, el Paraíso de Viena.

Jardines de Schonbrunn
Jardines de Schonbrunn

Otra parte excepcional del complejo palaciego de Schonbrunn, y digna de una visita aparte por derecho propio, los jardines de Schonbrunn son simplemente mágicos. Fueron abiertos al público por José II en 1779.

Los terrenos del parque se extienden desde el Palacio por más de un kilómetro y se pueden pasar horas caminando por las diversas secciones y exhibiciones.

Puedes pasear por el Gran Parterre, entre la fachada posterior del palacio y la Fuente de Neptuno, separa los dos parterres laterales, ambos con forma de estrella alrededor de una fuente.  En el parterre izquierdo se halla Ruina Romana artificial con estatuas de piedra, y en el derecho bello El Laberinto donde podrás perderte y disfrutar como un niño. 

Y dominando los jardines y el palacio la Glorieta, situada en la cumbre de una colina, de estilo clasicista y con columnas, y desde las balaustras de su tejado se puede disfrutar de una vista espectacular de los jardines, el palacio y toda Viena.

El jardín con sus lechos de flores armoniosamente, las avenidas arboladas cortadas artísticamente, los jarrones de piedra y las muchas esculturas, las fuentes suntuosas… hacen del Jardín un lugar idílico para desconectar durante horas

Más información en:

5. Rathaus o el Consistorio Suntuoso.

Rathaus, Viena

Viena está llena de arquitectura histórica y significativa y el Ayuntamiento situado en la Rathausplatz es una buena adición a esta colección. Y, por supuesto, uno de los símbolos más conocidos de la ciudad.

Una adición posterior a la ciudad, el Rathaus (Wiener Rathaus en alemán)  fue construido en el siglo XIX en un estilo neogótico para albergar las oficinas del alcalde para atender los asuntos de la creciente población. De estilo neogótico, es el edificio civil más importante de este estilo.

Similar al Ayuntamiento de Bruselas, el Rathaus tiene cinco torres, la central de las cuales es la más grande y está coronada por la icónica estatua del Rathausman, que representa la figura de un portaestandarte y mide 3,5 metros de altura

Todo en él es magnífico; como la sala de fiestas, que tiene una longitud de 71 metros, un ancho de 20 metros y una altura de 18,5 metros.

En ciertos días se pueden hacer visitas guiadas a su interior, aunque solo se hacen en alemán, aunque valdrá la pena sólo para ver el estilo extravagante de las habitaciones y sentir lo que debe ser trabajar dentro de tan maravilloso edificio.

6. Tiergarten Schonbrunn (Zoológico de Viena)

Tiergarten Schonbrunn (Zoológico de Viena)

Situado en los terrenos del Palacio de Sconbrunn, el Zoológico de Tiergarten es el más antiguo del mundo, y se promociona como un centro de preservación de especies y una función  de carácter educativo. También mucha gente lo considera el mejor zoológico de Europa, pues se puede ver el cuidado que reciben los animales. 

Fundado como una casa de fieras imperial en 1.752, el zoológico tiene varios edificios barrocos originales y, mezclados con estructuras más modernas, crean una buena impresión y un lugar visualmente agradable para caminar. 

El Zoológico es el hogar de una gran cantidad de animales, con 500 especies diferentes; desde el gigante panda, y el histórico nacimiento de 3 bebés panda concebidos de forma natural, en peligro de extinción; hasta jirafas, leones marinos y perezosos. Hay muchas charlas a lo largo del día por parte de experimentados cuidadores del zoológico. Tiene un recinto para los orangutanes con un hábitat casi natural, la Casa de la Selva Tropical que es un enorme invernadero con un ambiente que simula, la Casa del Desierto, un sendero natural interactivo con estanques y muchas más cosas. Además, el trenecito panorámico que circula por todo el complejo de Schönbrunn, también recorre el zoológico para hacer más cómoda tu visita.

Actualmente, gracias al mayor conocimiento y sensibilidad hacia otras especies que habitan el planeta, muchas personas rechazan los zoológicos. Su actitud es claramente comprensible, aunque no debemos olvidarnos de que, cuando los animales son bien cuidados, y tienen suficiente espacio y actividades para aliviar su cautiverio, los buenos zoológicos siguen siendo necesarios para cuidar a los animales que ya son, y llevan años siendo, residentes. Además de la labor de reproducción y mantenimiento de especies en peligro de extinción.

Con la tarjeta Vienna PASS podrás acceder gratuitamente a esta atracción.

7. Galería Belvedere y "El Beso" de Klimt

Galería Belvedere

El Belvedere no es tan solo un esplendoroso palacio barroco, sino que además aloja una de las colecciones artísticas de mayor valor de toda Austria. Lo mandó construir el príncipe Eugenio de Saboya como residencia de verano, y se divide en dos : el  Superior y el Inferior Belvedere.

El Belvedere Superior alberga la mayor colección de obras de Gustav Klimt, siendo su cuadro “El Beso” su obra más representativa, además de ser la pintura más conocida austriaca. En el resto de  habitaciones podemos admirar obras de arte de la Edad Media, el Barroco, el Clasicismo y el período Biedermeier.

El Belvedere Inferior era la residencia del príncipe. Alberga habitaciones absolutamente majestuosas, como la Sala de los Grotescos, la Galería de Mármol y la Habitación Dorada. En esta planta es donde tienen lugar las exposiciones especiales. En el antiguo establo, llamado Prunkstall, donde se guardaban los caballos reales; aloja en la actualidad varías piezas de Arte Medieval. Los amplios jardines del palacio, de estructura barroca, son regios y magníficos, con fuentes y bellas flores es un paseo agradable y relajante.

La Orangerie, un elegante edificio que era un invernadero para plantas exóticas, hoy alberga exposiciones temporales.

Tiene visitas guiadas en varios idiomas, entre ellos el español.

8. La Ópera Estatal de Viena o la Belleza de la Música

Ópera Estatal de Viena

La ópera y la arquitectura elegante es sinónimo de Viena, y la Ópera Estatal de Viena (Wiener Staatsoper)  ofrece ambas cualidades en abundancia.

Este destacado edificio, inaugurado en 1.869, está situado en el centro del distrito de Innere Stadt y es considerado como uno de los mejores teatros de la ópera del mundo.

El exterior es de estilo neorrenacentista y se caracteriza por sus muchos arcadas y ventanas en arco, mientras que el interior es extremadamente decadente, tiene unos famoso frescos en el vestíbulo y en la terraza pintados por Moritz von Schwind, y se siente más como un palacio que como un lugar de celebración musical.

Cada año, en el mes de febrero, hay un acontecimiento especial en Viena: el Baile de la Ópera o Opernball. Este baile es muy importante para la ciudad de Viena, ya que vienen cada año más de 12.000 visitantes y turistas a contemplar este acontecimiento que data de 1814. El código de vestimenta es muy riguroso: frac para los hombres y vestido de noche largo para las mujeres. La noche anterior se retiran las butacas de la platea, quedan un impresionante salón de baile.

Si quieres visitar la Ópera de Viena es necesario que te apuntes a una de las visitas guiadas diarias que duran unos 40 minutos y dan una buena visión general del edificio. 

Si desea ver un concierto, tendrás que informarte de la programación y los horarios. Un detalle muy agradecido son las 2.021 pantallas que hay en los asientos para activar los subtítulos, en alemán, inglés, italiano, francés, español, ruso, chino o japonés.

Puedes conocer  Ópera Nacional de Viena de forma virtual participando esta experiencia de realidad virtual.  Ópera Nacional de Viena VR – Tras las escenas

Más información aquí: www.wiener-staatsoper.at

9. Museo de Historia Natural de Viena, un Homenaje a la Naturaleza

Museo de Historia Natural de Viena

El edificio principal del museo es un palacio con la típica arquitectura de Viena, que ha acomodado las colecciones crecientes, desde que se inauguró en 1889. Fue el primer museo de Europa totalmente comprometido con la Teoría de la Evolución.

Su fachada tiene figuras y estatuas que representan el progreso en el campo de las ciencias naturales y el poder de la naturaleza. Debajo de la cúpula en letras doradas dice: “Al reino de la naturaleza y su exploración”

Tiene 39 salas de exhibición que albergan maravillas como la venus paleolítica Venus de Willendorf de 29.500 años, la vaca marina de Steller que se extinguió hace más de 200 años, y enormes esqueletos de dinosaurios, como el de un Diplodocus. También tiene la colección pública de meteoritos más grande y antigua del mundo, incluido el espectacular meteorito “Tissint” de Marte, un topacio gigante de 117 kilos, así como la exposición antropológica permanente sobre los orígenes y el desarrollo de los seres humanos

Posee una enorme colección de minerales, piedras preciosas, meteoritos, fósiles, esqueletos de animales, muestras de diversos insectos y mamíferos e incluso alguna taxidermia de especies extinguidas.

Con más de 20 millones de objetos, la colección del museo es una de las más importantes de Europa y nuevas adiciones están llegando todo el tiempo.

Este fascinante lugar también cuenta con un Planetario Digital donde se pueden ver fascinantes películas sobre la Tierra y el espacio.

Tanto adultos como niños adorarán la gran cantidad de información y las alucinantes exhibiciones de este épico museo.

Aquí os dejo el enlace a la página del museo si necesitáis más información, entradas, precios o ver una exposición digital:

www.nhm-wien.ac.at

10. Parque de Atracciones del Prater y la Noria Gigante de Viena

Noria Gigante de Viena

¿Qué puede ser más agradable para experimentar Viena que un día lleno de diversión en el Parque de Diversiones del Prater?

El Parque del Prater de Viena, que fue una vez un coto de caza para después pasar a ser un espacio público para puestos de comida y pequeños puestos de diversión, ahora alberga el impresionante Parque de Diversiones y es gratuito (en su lugar se paga por los paseos individuales).

Desde su inauguración en 1897, la Noria Gigante de Viena es uno de los emblemas de la ciudad. Esta obra majestuosa tiene 60 metros de altura, que se inauguró durante las celebraciones del 50 aniversario de la coronación de Francisco José I. Ha sobrevivido a catástrofes naturales y a las dos Guerras Mundiales. 

También hay campos de tiro, un museo de cera y un ferrocarril ligero para mantenerte entretenido, entre otras muchas más atracciones y eventos. 

Es un lugar con mucha historia y encanto, y es una gozada pasear por sus  avenidas llenas de atracciones antiguas y restaurantes y cafés, para simplemente sentarse y disfrutar del paisaje.

Más información aquí:

https://www.wien.info/es/sightseeing/prater

11. La Escuela Española de Equitación y el Arte de Bailar a Caballo

Escuela Española de Equitación, Viena
Escuela Española de Equitación, Viena

Uno de los mejores institutos de doma clásica del mundo, y con una larga y renombrada tradición. En Austria, la Escuela Española de Equitación ha sido responsable de la formación de caballos en el arte de la doma 400 de años.

La escuela de equitación fue fundada en 1571, siendo una de las primeras del mundo. El título “español” viene porque al principio los caballos utilizados eran de raza española, especialmente buenos para la doma de alto nivel.

Los caballos son de la raza Lipizza, y los primeros eran traídos directamente desde España. Estos caballos tienen una curiosa característica, además de ser muy inteligentes, y es que son negros hasta los ocho años, luego la mayoría de ellos se vuelve de color blanco.

En 1735 se inauguró un nuevo edificio que mandó construir Carlos VI, Emperador del Sacro Imperio Romano. Forma parte del Palacio Hofburg.

En el año 2015 la equitación clásica y la Escuela Española de Equitación de Viena fueron elegidos por la Unesco como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El edificio está abierto al público y se pueden ver exhibiciones, sesiones de entrenamiento.

Para cualquiera que ame la equitación, esto es algo que no debe perderse, incluso los que no son seguidores pueden apreciar la pasión y el amor que se pone en esta forma de arte.

Más información:

www.srs.at

12. Donauturm o Torre del Danubio, otra mirada a Viena

Donauturm, Viena

Situada en las 75 torres más altas del mundo con la friolera de 252 m., la Donauturm es una torre de observación en el distrito de Donaustadt en Viena.

La Donauturm se destaca en el horizonte relativamente bajo de Viena y es fácilmente reconocible; también es una torre de radio y telecomunicaciones, dos restaurantes giratorios y una plataforma de observación e incluso una pasarela para saltos de puenting.

Dos ascensores de alta velocidad, que admiten hasta 14 pasajeros, que te llevan a la Plataforma de Observación en tan sólo 35 segundos.

Es una atracción muy popular que atrae a multitud de viajeros de todo el mundo, aunque muchos consideran que no tiene las mejores vistas y que está alejada del centro de la ciudad.

Aunque su visita es recomendable porque nos ofrece una forma diferente de apreciar Viena.

13. Naschmarkt, un mercado para disfrutar de los olores y sabores

Naschmarkt en Viena
Naschmarkt en Viena

Las plazas de mercado, o plazas de abasto, suelen definir una ciudad y dar una buena representación de su patrimonio y cultura. Son lugares para pasear con mucho atractivo, y proporcionan a los turistas una dosis auténtica de la vida local.

El Naschmarkt se celebra en la calle Wienzeile y se extiende a lo largo de alrededor de 1,5 km, está lleno de puestos que venden desde fruta y verdura fresca hasta hierbas, queso y mariscos.

Lleva celebrándose desde el siglo XVI, cuando se vendían sólo leche

El ambiente, los sonidos, las vistas y los olores son tentadores, además de ser un mercado bastante grande, todo esto hace que sea un lugar muy frecuentado por los turistas.

Una recomendación: si te gustan el bullicio y las multitudes, el sábado es tu mejor día para visitarlo. Pero si prefieres un ambiento más tranquilo, no elijas el sábado para ir.

14. Circunvalación de Viena o La Ringstraße

La Ringstraße
La Ringstraße

La opulenta avenida circular que rodea el distrito de Innere Stadt de Viena, fue construida en el siglo XIX, tras la retirada de las murallas de la ciudad, con la intención de mostrar el esplendor de la ciudad.

En sus aceras congrega los edificios más magníficos de la ciudad, y ha sido testigo de los acontecimientos más relevantes de su historia.

La Circunvalación, también llamada Avenida del Ring,  tiene una longitud de más  5 kilómetros cuajados de arte, por lo que puede considerarse, sin exageración, el bulevar más bello del mundo.

Se contrató a los arquitectos más sobresalientes de la época para construir mansiones a ambos lados de la calle, la mayoría de los cuales aún se conservan en todo su esplendor, como el Neue Burg, el Kunsthistorisches Museum, el Burgtheater o la Ópera Nacional,

Presenta una arquitectura ecléctica, mezclado elementos de diferentes estilos y épocas.

A su vereda también encontraras cafés, algunos de ellos de esa época y que eran lugares donde se juntaban los intelectuales. Además es una prestigiosa calle comercial. 

No lo dudes, es un magnífico paseo que puedes hacer caminando, en bicicleta o a bordo del Vienna Ring Tram o Tranvía Amarillo, cuyo viaje dura unos 25 minutos con pantallas y auriculares que relatan su apasionante historia en ocho idiomas.

Aquí te dejo el enlace del Vienna Ring Tram:

https://www.viennasightseeing.at/vienna-ring-tram

15. Bosques de Viena o el Pulmón Verde de la Ciudad de la Música

Bosque de Viena, en plena Ciudad de Viena
Bosque de Viena, en plena Ciudad de Viena

Al pie de los Alpes Calizos del Norte, el Bosque de Viena o Wienerwald, se encuentra al oeste de la ciudad y tiene un total de más de 240 kilómetros. Fue declarado por la UNESCO Reserva de la Biosfera en el año 2.005 

Sus colonias están delimitadas por los ríos Triesting, Gölsen, Traisen y Danubio, este último separa los Alpes orientales de la cordillera de los Cárpatos.

Entre la frontera de Austria y Hungría, se encuentra el lago Neusiedl.

En el norte del bosque hallarás robles, carpes y hayas como árboles principales. En el sur dominan las coníferas, sobre todo pinos y abetos. Aquí también se halla el parque natural de los Föhrenberge (Montes de Pinos).

Se dice que sirvieron de inspiración para que Johann Strauss compusiera sus valses y es una zona muy popular, desde hace cientos de años, entre los austríacos relajarse y disfrutar de la hermosa campiña austríaca entorno. 

Los bosques están llenos de joyas escondidas:  de los paseos en barco por los túneles de un antigua mina inundada (The Seegrotte), el Pabellón de Caza de Mayerlinglos balnearios de Baden, el castillo convertido en convento de Mayerning, y visitar los pueblos pequeños y encantadores que pueblan esta zona. Las posibilidades son infinitas en esta atractiva parte de Austria.

Resumiendo, los Bosques de Viena son un paraje excepcional, por lo que una excursión, tanto de un día o de varios, se convertirá en uno de los mejores recuerdos de tu vida.

Aquí encontrarás más información, rutas y excursiones sugeridas:

https://www.wien.info/es/sightseeing/excursions/vienna-woods

!Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Suscríbase a
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios