Split Croacia
Alejandro
Alejandro

Las 15 mejores cosas que ver y hacer en Split (Croacia)

Split, en la costa dálmata de Croacia, se siente como una ciudad que el tiempo ha olvidado. El centro antiguo no se parece a nada que hayas visto antes, con todo un barrio ocupado por un extenso palacio romano, que se ha ido preservando y cuidando después de 1700 años. A lo largo de los siglos esta arquitectura se ha mantenido intacta y luego se ha incorporado a edificios más nuevos, como la Catedral de San Duje, cuyo corazón es un mausoleo del siglo IV.

La excursión del Día de los Lagos de Plitvice es una de las actividades más recomendadas.
Otras visitas muy aconsejable son visitar la Fortaleza Klis y la hermosa ciudad de Trogir.  Echemos un vistazo a 15 las mejores cosas que ver y hacer en Split:

Índice

1. El Palacio de Diocleciano

El Palacio de Diocleciano
El Palacio de Diocleciano

El Palacio de Diocleciano domina el centro histórico de la ciudad. No hay nada igual  en toda Europa: Es un complejo del siglo IV, maravillosamente conservado, que mezcla la majestuosa villa de retiro de Diocleciano con los restos de un gran campamento militar. Tal es su magnitud,  que es más una ciudadela que un palacio, y múltiples  sorpresas esperan a la vuelta de cada esquina. Obviamente, el palacio está en la lista de la UNESCO. Podrás caminar sobre las calzadas romanas originales que atraviesan el complejo: Decumanus y Cardo todavía conservan sus adoquines originales. No es sorprendente que muchas de las escenas de Juego de Tronos se hayan filmado en este impresionante lugar.

2. División histórica

División histórica

Necesitarás al menos unas horas para conocer la ciudad vieja, y no hay mejor manera de hacerlo que a pie. Dirígete a la plaza Pjaca, donde el antiguo ayuntamiento de Split tiene vistas a una sofisticada plaza de brillantes baldosas de mármol y cafés con terrazas. La Plaza de la Fruta también es esencial en tu recorrido, su nombre se debe al mercado que se celebró aquí durante siglos. Aquí encontrarás mucha arquitectura renacentista, sólo algún remanente de la época veneciana de Split. Para conocer la rutina diaria de los habitantes de Split, acércate a la calle Marmont, que se extiende hasta el agua, y está flanqueada en el extremo superior por tiendas, cafés y restaurantes.

3. La Catedral de San Duje

La Catedral de San Duje
La Catedral de San Duje

Una de las características encantadoras de la arquitectura en la antigua Split, es la forma en que los edificios antiguos han sido reutilizados. El mejor ejemplo es la Catedral de Split, que una vez fue el mausoleo de Diocleciano. La parte central de esta estructura data del añod350, haciendo de St. Duje la catedral más antigua del mundo. Es realmente emocionante ver cómo elementos romanos, como el anillo original de 24 columnas de soporte, se mezclan con las características de un lugar de culto católico. Tómate también un momento para admirar las puertas de madera románicas de la catedral, que han sobrevivido inalteradas desde 1200.

4. Plaza del Peristilo

Plaza del Peristilo
Plaza del Peristilo

La Plaza Peristilo es la plaza central del palacio del emperador Diocleciano , donde puedes empaparte de la majestuosidad arquitectónica de la antigua Split. Diocleciano hacía sus apariciones públicas sólo en esta plaza y sus devotos se postraban ante el antiguo emperador. Todavía están en pie las dos esfinges egipcias de 3.500 años traídas a la ciudad por Diocleciano. Los épicos monumentos de piedra alrededor de la plaza, han dotado a Peristilo de una fina acústica perfecta para escuchar una ópera o ver una obra teatral en verano.

5. Marjan

Marjan​

Al oeste de la ciudad está esta empinada colina de 170 metros de altura, forestada con cipreses y pinos mediterráneos. Es perfecta tanto si necesitas de un poco de aire fresco y ejercicio, o si quieres explorar algunos de los lugares menos frecuentados de Split. Especialmente interesante es el Cementerio Judío en el lado este de la colina. No se han hecho entierros desde 1945, pero muchas de las lápidas son todavía legibles y algunas se remontan al 1700. También hay dos iglesias en la colina, San Nicolás del 1200 y San Jerónimo del 1400 con un retablo renacentista tallado por el veneciano Andrea Alessi.

6. Campanile

Campanile
Campanile

Junto a la catedral está el icónico campanario de Split, dotado con vista encantadora, de seis pisos de altura que se va estrechando a medida que se escalan los niveles superiores. En el camino hacia arriba estarás expuesto a los elementos, y podrás mirar a través de las ventanas en arco de la torre, que son un clásico del diseño románico y que apenas han sido alteradas desde los años 1000. En la cima, serás recompensado con las vistas de la ciudad de Split y del Adriático, por lo que la costosa subida y el precio de la entrada habrán valido totalmente la pena.

7. Estatua de Grgur Ninski

Estatua de Grgur Ninski

Tanto el individuo representado, como el creador de esta gran estatua fuera del Golden Gate son grandes personajes. Ivan Meštrović, el escultor, fue un maestro de su oficio y, tras la llegada del comunismo, continuó su carrera en América, donde sus obras públicas son tan muy apreciadas.  Grgur Ninski, por otro lado, es un obispo del siglo X, un ícono croata, que al llevar a cabo servicios religiosos en el idioma croata desafió al Papa, ayudó a difundir el cristianismo en la región y a establecer la identidad nacional croata. La gente frota el dedo gordo del pie de Ninski para tener buena suerte, y los años de contacto han hecho brillar este pequeño pezado de bronce.

8. Fortaleza de Klis

Fortaleza de Klis

Cuando la veas, sabrás por qué esta fortaleza en un paso de montaña también ha aparecido en Juego de Tronos. La Fortaleza Klis está equilibrada sobre un acantilado encima de las colinas aterrazadas del pueblo homónimo, y enmarcada por más altos acantilados de roca gris pálido. Es una vista gloriosa que no olvidarás. Múltiples veces se ha derramado sangre por esta estructura a lo largo de sus dos milenios y medio. Los antiguos ilirios fueron los primeros en construir una fortaleza aquí y  a lo largo de la era medieval, Klis fue la sede de los Reyes de Croacia. Durante las guerras otomanas, quien tenía este castillo, a 10 kilómetros al noreste de Split, tenía la ventaja en la región.

9. Parque Nacional de Krka

Parque Nacional de Krka
Parque Nacional de Krka

A una hora de Split, este Parque Nacional sigue el curso del río Krka. El sublime Stradinski Buk es lo más visitado del parque. Es una gran piscina natural, de 400 por 100 metros, alimentada por cascadas, con rocas de travertino en un extremo, y luego ser derramada por cascadas en el otro extremo. Hay 17 cascadas sólo en este lugar y la más alta llega a casi 50 metros. Podrías perder horas deleitando tus ojos en esta escena: La piscina está envuelta por un rico verdor y también es admirada por la forma en que la luz del sol baila en el agua arremolinada. También asegúrate d evisitar las cascadas en Roški Slap y la isla de Visovac, donde hay un monasterio del siglo XV.

10. Museo de Monumentos Arqueológicos Croatas

Museo de Monumentos Arqueológicos Croatas

Si te preguntabas dónde han acabado los artículos de todos los hechos históricos de Split y alrededores, aquí tienes la respuesta. El Museo de Monumentos Arqueológicos ha reunido unas 20.000 piezas, de las cuales sólo una cuarta parte está exhibida. La mayoría son de la época medieval y, generalmente, incluyen joyas, armas, armaduras y artículos domésticos cotidianos. En cuanto a la cultura croata, las piezas más valiosas son las diversas inscripciones en piedra, relieves y tallas relacionadas con los reyes, la nobleza y el clero croatas de los años 800 a 1100.

11. Ivan Meštrović Galería

Ivan Meštrović Galería
Ivan Meštrović Galería

Para poder conocer a fondo a uno de los artistas más notables de Croacia (y el escultor de la estatua de Grgur Ninski de la ciudad), puedes hacerlo pasando una manera fascinante de pasar una tarde. Es la mayor colección de obras de Meštrović que se puede encontrar en cualquier lugar, con casi 200 esculturas, así como bocetos, piezas de mobiliario y planos arquitectónicos. El museo se encuentra en un edificio de los años 30 diseñado como hogar por el propio artista, y después de caer en mal estado durante la guerra de Yugoslavia fue reabierto en 1998. Además de las exposiciones interiores, hay un extenso jardín de esculturas al aire libre.

12. Salona

Salona
Salona

A un fácil viaje en autobús desde el centro de Split, Salona fue una vez la ciudad más importante del Imperio Romano en los Balcanes. 60.000 personas vivían en Salona en la cima de la ciudad y, aunque fue eventualmente saqueada y abandonada en el año 600, el parque arqueológico aún reúne bastantes maravillas, con fragmentos muy bien conservados representativos de las estructuras que solían estar aquí. El más notorio de ellos es el Anfiteatro, que una vez tuvo una capacidad para 18.000 espectadores. Se puede trazar el perímetro de la zona, y ver cómo los asientos en terrazas armonizaban con la pendiente de la colina donde se construyó.

13. Trogir

Trogir
Little Creatures Brewery

Siendo uno de los lugares reconocido por la UNESCO, Trogir se ve casi igual ahora que en su apogeo medieval. No hace falta ser historiador para enamorarse de Trogir: Es el conjunto de arquitectura románica y gótica mejor conservado de Europa. Su ubicación es parte de su encanto, ya que la ciudad es una pequeña isla fortificada conectada a tierra firme por un puente. Las murallas del siglo XV de Trogir protegen un laberinto de calles en forma de barranco con edificios que no han cambiado desde el año 1200. Hay 10 Iglesias históricas en el centro antiguo, incluyendo la exquisita Catedral del siglo XIII

14. Alquilar un barco en Split

Alquilar un barco en Split

La costa croata es una maravilla natural, especialmente alrededor de Split, donde las islas sirven de barrera para mantener las aguas limpias, tranquilas y prácticamente transparentes en los bajíos. Por lo tanto, la increíble variedad de formas de la costa, combinada con las incontables calas remotas donde se puede echar el ancla, hacen de Split uno de los mejores lugares de Europa para alquilar un yate o una embarcación a motor, tanto si prefieres hacerlo con o sin tripulación. Dispone de muchas agencias de alquiler que compiten por los negocios y mantienen los precios asequibles. En el puerto deportivo hay tiendas donde puede abastecer su barco con comida y bebida, y desde allí podrás iniciar tu aventura marítima.

15. Un día junto al Adriático

Un día junto al Adriático
Un día junto al Adriático

La magnífica cultura de Split hace que sea fácil olvidar que la ciudad puede ser un fabuloso destino costero. Tampoco tendrás que aventurarte lejos: Justo en la ciudad, a los pies de Marjan hay una secuencia de finas playas naturales bordeadas por el aromático bosque de pinos de la colina. Si viajas un poco hacia el este a lo largo de la costa desde Split, llegarás a Stobrec, una encantadora bahía en forma de herradura con aguas poco profundas donde los niños más pequeños pueden disfrutar de manera segura. La principal playa de arena de la zona es Bacvice, una barriada al sudeste de Split, donde se alquilan sombrillas y tendrás todas las comodidades que puedas necesitar en laplaya.

!Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Suscríbase a
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios