Innsbruck Austria
Alejandro
Alejandro

Las 15 mejores cosas que ver y hacer en Innsbruck (Austria)

Escondida en entre los sobrecogedores paisajes de los Alpes, Innsbruck es una verdadera joya alpina y es conocida mundialmente por sus estaciones de esquí y su tradición de albergar competiciones de deportes de invierno. Su larga historia como centro de la región del Tirol y su historia moderna como paraíso de los deportes de invierno atraen a viajeros de todo el mundo.

Con una amplia variedad de atracciones, desde iglesias históricas hasta impresionantes paisajes  y pintorescos paseos en teleférico, Innsbruck tiene mucho que ofrecer y es un destino primordial para visitar en Austria.

Exploremos las mejores 15 mejores cosas que ver y hacer hacer en Innsbruck:

Índice

1. Altstadt von Innsbruck (Ciudad vieja)

Altstadt von Innsbruck (Ciudad vieja)
Innsbruck Altstadt

El Altstadt es el centro antiguo de Innsbruck y es una de los principales lugares de interés.

Algunos de sus edificios llevan en pie desde hace más de 500 años, lo que otorga a este barrio gran cantidad de historia. Además se ha hecho un gran esfuerzo para mantener los detalles medievales o de otras épocas.

Puedes disfrutar de un bocadillo o un café en uno de los hermosos cafés y restaurantes, o admirar la maravillosa arquitectura de los edificios y observar en sus quehaceres a la gente de Innsbruck.

2. Innsbrucker Nordkettenbahnen, Austria

Innsbrucker Nordkettenbahnen
Innsbrucker Nordkettenbahnen

El Innsbrucker Nordkette es un funicular que te lleva a Nordkette, que forma parte del Parque Natural más grande de Austria.

El agradable viaje dura unos 20 minutos y ofrece unas vistas increíbles de Innsbruck y del paisaje montañoso que la rodea.

Hay varias paradas en el camino y puedes simplemente bajarte o continuar hasta la cima. En cada parada hay algo diferente que hacer, desde ver a los esquiadores bajar a toda velocidad por las pistas, hasta escalar en la cara rocosa del Karwendel.

Sea lo que sea que elijas hacer, este divertido e interesante viaje en teleférico seguro que te impresionará.

3. Castillo de Ambras, Innsbruck

Castillo de Ambras, Innsbruck
Castillo de Ambras, Innsbruck

Este refinado castillo renacentista es una de los monumentos más populares  de Innsbruck y fue el hogar de la notable figura histórica del Archiduque Fernando II. El castillo y los terrenos se encuentran en la parte sur de Innsbruck, en los límites de la ciudad, y se puede llegar a él tanto en tranvía como en autobús.

En el interior del castillo se encuentra el famoso Salón Español, que es una sala intrincadamente decorada que ahora alberga conciertos de música clásica.

Además, el castillo también tiene una brillante colección en exhibición de armas, arsenal y obras de arte y, por supuesto, un tranquilo patio para admirar.

4. Palacio Imperial (Hofburg)

Palacio Imperial Hofburg
Palacio Imperial Hofburg

El Hofburg es una elegante pieza arquitectónica y, además, es un edificio muy significativo en Austria.

Su construcción se terminó en el año 1500, bajo el reinado del Emperador Maximiliano I, este llamativo palacio tiene una fachada blanca brillante con torres con cúpula verde y un hermoso interior.

Ahora dividido en cinco museos temáticos, el Hofburg es una fantástica forma aprender sobre la historia de Austria y conocer cómo es el mobiliario de un palacio real.

Los museos incluyen una exposición de muebles, una antigua galería y una exposición de pinturas que ilustran muchos aspectos de la cultura de los Habsburgo.

El precio de las entradas es de 9,90 euros para los adultos  y la entrada de los niños es gratuita. Estos precios razonables hacen del Hofburg una visita obligatoria y muy interesante en su viaje a Innsbruck.

5. Funicular de Hungerburg

Funicular de Hungerburg
Funicular de Hungerburg

Debido a la ubicación de Innsbruck en las montañas, hay varias rutas de teleféricos y funiculares que se utilizan como medios de transporte.

El Funicular de Hungerburg es uno de los más impresionantes, y sirve como transporte entre el centro de la ciudad de Innsbruck y el distrito de Hungerburg.

En lugar de un teleférico, el Funicular cuenta con un moderno vagón de estilo monorraíl y la estación principal del Congreso tiene un diseño similar, moderno y llamativo.

El recorrido del Funicular pasa por un puente, a través de un túnel y sube por una pendiente empinada para llegar al Hungerburg a 860 metros sobre el nivel del mar.

En la cima serás gratamente recibido con las impresionantes vistas panorámicas del Valle Central del Inn  hasta la frontera con Italia.

6. Salto de esquí en Bergisel, Innsbruck

Salto en esquí en Bergisel, Innsbruck
Bergisel, Innsbruck

¿Qué podría ser más emocionante que ver a los atletas bajar a toda velocidad los 90 metros de la pista con sus esquís, deslizarse con gracia por el borde y caer en picado sobre la nieve blanda que hay debajo de ellos?

El salto de esquí de Bergisel se ha utilizado tanto en los Juegos Olímpicos como en los Campeonatos Mundiales y es un sitio impresionante.

Las vistas desde su pico son fabulosas, y es fascinante ver a los saltadores de esquí practicar su arte.

En la cima hay una cafetería y también una plataforma de observación, ¡sólo ten en cuenta que la subida es bastante empinada para llegar hasta allí!

7. Swarovski Kristallwelten

Swarovski Kristallwelten
Swarovski Kristallwelten

El Mundo de Cristal de Swarovski es un lugar mágico y llena a la gente con un sentido de maravilla y deleite. El artista multimedia André Heller diseñó este lugar de ensueño

Para aquellos que aman la marca, o que aman los cristales brillantes, o para las personas que aman las exhibiciones vibrantes y emocionantes, este es el lugar para visitar.

Este lugar tiene varias áreas al aire libre, incluyendo una gran cara esculpida y una cascada, un laberinto de setos, y algunas interesantes exhibiciones interiores sobre Swarovski.

Las exhibiciones interiores o “Cámaras de las Maravillas” son deslumbrantes y contienen miles de cristales, todos creados por una selección de diseñadores visionarios.

Su visita es prácticamente obligatoria, tanto para los adultos, como para los más pequeños, pues es un lugar totalmente hechizante. Además, los niños hasta 5 años entran gratis.

8. Zoológico Alpino de Innsbruck

Zoológico Alpino de Innsbruck
Zoológico Alpino de Innsbruck

Muchas ciudades tienen un zoológico, pero lo que diferencia al “zoológico alpino” de Innsbruck del resto es su concentración de animales  autóctonos de la zona y de animales de zonas montañosas. Además es el zoológico a mayor altitud de Europa.

Puedes caminar por el zoológico y ver maravillas como un poderoso oso pardo, juguetonas nutrias nadando en el agua, lobos aulladores y una majestuosa águila dorada.

El Zoo también ayuda a la biodiversidad de la zona y proporciona un hogar a algunos de los animales más amenazados con un programa de reproducción y reintroducción.

Si no estás seguro de visitar un zoológico, no se desanime; los animales de aquí están muy bien cuidados y tienen mucho espacio para vagar.

9. Catedral de Santiago, Innsbruck

Catedral de Santiago, Innsbruck
Catedral de Santiago, Innsbruck

Las catedrales a menudo se erigen como puntos centrales de una ciudad o como un hito reconocible; la Catedral de Santiago no es una excepción.

Su fachada frontal destaca con dos campanarios de cúpula verde y un llamativo diseño barroco.

En el interior los techos y las cúpulas tienen hermosas obras de arte y detalles, mientras que el altar mayor está lujosamente decorado con oro y mármol, y tiene una pintura de María Hilf (María del Socorro) de Lucas Cranach el Viejo de c. 1530, considerada una de las imágenes más veneradas del cristianismo.

Otro sus tesoros, en la nave norte, es la tumba del Archiduque Maximiliano III (Gran Maestro de los Caballeros Teutónicos). También tiene ocho campanas ornamentadas en funcionamiento.

10. Tirol Panorama

Tirol Panorama

No hay que confundirla con la vista (que es sin embargo impresionante) el Panorama del Tirol es una pintura panorámica gigante que ofrece una visión de  360 grados, que representa la famosa batalla de Bergisel donde los rebeldes del Tirol lucharon contra los ejércitos bávaros y franceses.

La pintura y el museo están situados en el mismo lugar donde tuvo lugar la batalla, y son una extraordinaria manera de aprender sobre la historia de esta zona y las luchas que los rebeldes tiroleses perseveraron.

La calidad real y la perspicacia artística de esta inmensa pintura de 1.000 metros cuadrados son fabulosas, y las escenas que representa son muy interesantes.

El museo Kaiserjäger, que está al lado, también está repleto de artefactos, hechos e historia militar de Innsbruck en los siglos XVIII y XX y debe ser visitado junto con el Panorama.

11. Hofgarten (Jardín de la Corte)

Jardín de la Corte, Hofgarten
Jardín de la Corte, Hofgarten

Si quieres alejarte de las zonas turísticas y edificios concurridos, el Hofgarten es el lugar perfecto para ti.

Situado cerca del Palacio Hofburg, es bastante céntrico y de fácil acceso. Es interesante saber que algunas de las plantas fueron sembradas personalmente por la Emperatriz austriaca María Teresa.

A lo largo de los años el jardín ha visto muchos diseños diferentes y ahora contiene varios estanques, un invernadero, un parque infantil, un restaurante y un montón de hermosos árboles de y vida vegetal.

A veces se celebran aquí conciertos e, incluso,  torneos de ajedrez con grandes tableros.

Sea lo que sea que elijas hacer, el césped bien cuidado, el exquisito verdor y los encantadores paisajes del jardín serán perfectos para disfrutar.

12. El Techo Dorado

El Techo Dorado​
El Techo Dorado​

El Techo Dorado, o Goldenes Dachl en alemán, es un edificio situado en la parte de Altstadt de Innsbruck, es considerado el monumento más famoso de la ciudad y fue construido en los años 1500 por el Emperador Maximiliano I. El llamativo tejado está compuesto por 2.738 azulejos cobrizos dorado, mientras que los balcones están decoradas con escudos de armas, frescos y relieves con dibujos y escenas relacionadas con la Corte Imperial.

Aunque no es un lugar en el que se pueda pasar horas, el Goldenes Dachl es uno de los grandes símbolos de la ciudad de Innsbruck, por lo que su visita es obligatoria.

13. Hofkirche o "Iglesia de la Corte"

Hofkirche, Iglesia de la Corte
Hofkirche, Iglesia de la Corte

Otro de los impresionantes edificios religiosos de Innsbruck, es la Hofkirche que tiene un diseño gótico y fue construida en el año 1500 por el emperador Fernando I como memorial a su abuelo, el Emperador Maximiliano I. Aunque la arquitectura de esta iglesia es interesante por sí misma, la verdadera delicia es el interior; está llena de hermosas columnas de mármol rojo y un monumento funerario en honor al emperador Maximiliano.

Esta tumba vacía es la pieza principal de la iglesia, y está rodeado por 28 estatuas que representan a varios antepasados y héroes, incluyendo al Rey Arturo, a Juana, reina de Castilla y al rey Leopoldo III. También posee 24 relieves que describen algunos acontecimientos que acaecieron durante la vida del emperador, por ejemplo su matrimonio con María de Borgoña, liberación de Viena o el matrimonio de Felipe el Hermoso con Juana de Castilla (tristemente conocida como Juana la Loca)

 

14. Museo de Arte Popular del Tirol

Geelong Wine Region

Si elige ver al menos un museo en Innsbruck, entonces el Museo de Arte Popular es una visita obligada y está considerado como uno de los mejores de su clase en Europa.

Situado en el centro, junto a la Hofkirche, puede ver el museo junto con otros lugares de interés para aprovechar al máximo su tiempo.

El museo alberga una exquisita colección de objetos de vida cotidiana, sus coloridos trajes regionales y artesanía de la zona del Tirol. Se distribuye en dos plantas, y destaca sus colecciones de disfraces, de Arte Religioso o las dedicadas al Barroco y al Renacimiento.

15. Maria-Theresien Strasse

Maria-Theresien Strasse
Vuelo Globo Geelong

Esta calle, que se extiende desde el Arco de Triunfo hasta el Techo Dorado, es una de las más transitadas de Innsbruck y la principal calle comercial de la ciudad. Cuenta con una gran variedad de tiendas, cafeterías, bares y restaurantes, y también tiene una gran importancia histórica en la ciudad  pues  700 años de historia embellecen esta calle.

Parte de la calle es totalmente peatonal y es el lugar perfecto para dar un paseo, o tal vez disfrutar de una copa mientras se admira la hermosa arquitectura que la bordea y, como telón de fondo, las impresionantes cumbres de las montañas que rodean la ciudad.

El Arco del Triunfo, la Columna de Santa Ana, la Iglesia de los Siervos y la Capilla de San Jorge, como algún ejemplo, se encuentran en esta calle o en sus proximidades, por lo que hay mucho que ver y hacer .

!Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Suscríbase a
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios