Alejandro
Alejandro

15 Impresionantes cascadas en Australia

Un amigo australiano me dijo una vez que la icónica cerveza Foster’s Lager ni siquiera se fabricaba en Australia, y que los australianos no la bebían. Sentí como que la Australia que creía conocer no existía. Porque si no puedes pensar en un tipo llamado Cocodrilo Dundee, ¿qué puedes creer?

Pese a todo eso, Australia sigue siendo el país masivo y accidentado que siempre he sabido que es. Repleto de asombrosos paisajes, de frontera a frontera y de costa a costa, con algunas de las más pasmosas bellezas naturales del planeta, también es el hogar de varias cascadas impresionantes. A continuación les dejamos una lista de quince de las cataratas más increíbles de Australia.

Índice

1. Catarata Wollomombi

Wollomombi Waterfall

La cascada Wollomombi se encuentra dentro del Parque Nacional de Oxley Wild Rivers en Nueva Gales del Sur, en el extremo sudoeste de Australia, y es un lugar reconocido por la UNESCO.

La cascada contiene múltiples cataratas, y el curso horizontal de la caída, que tiene más de 365 metros, hace darte cuenta de la afirmación de que es la más alta de Australia.

Aunque puede haber alguna discusión de cuál es mejor, lo importante es que la catarata Wollomombi posee una caída poderosa e impresionante.

Las aguas poco profundas caen en un profundo cañón en la parte baja del río Wollomombi, donde se une con el arroyo Chandler.

2. Las cataratas Wallaman

Wallaman Falls

Situadas en Queensland, las Cataratas Wallaman se hallan en el Parque Nacional de Girringun, que asimismo es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que debería darte una idea sobre la belleza y la relevancia ecológica de las cataratas.

En el Queensland semitropical, las cataratas están en Stony Creek, y están compuestas por una serie de secciones, la mayor de las cuales es una caída de 243 metros sobre el precipicio, lo que la convierte en la sección individual más grande de todas las cataratas del país.

Por supuesto, como en las cataratas de todo el planeta, se discute sobre cuál es la más alta, aún con independencia de si es la más alta o no, lo que está claro es que te va a dejar sin aliento.

3. Rockhole del Sur

Southern Rockhole

Situado en los Territorios del Norte, el Rockhole del Sur no es un elemento permanente del paisaje, lo que quiere decir que en tiempos de sequía desaparece.

Las cataratas están dentro del Parque Nacional Nitmiluk. Una vez que llegas al parque, la travesía a las cataratas es de unos 8 kilómetros de ida y vuelta, lo que puede ser agotador en el brutal clima de Australia.

Para aquellos que no estén deseosos por gastar tantas calorías, hay barcos disponibles para pasajeros de ida y vuelta o bien de un solo sentido.

La natación sólo está permitida cuando el personal del parque ha abierto oficialmente las cataratas y están vigilando por la seguridad de los atrevidos nadadores.

4. Las cataratas de Dandongadale

Dandongadale Falls

Ubicadas en el estado más sudoriental y poblado de Australia, Victoria, las cataratas Dandongadale están en el límite de una enorme meseta dentro del Parque Nacional Alpino.

Cerca de Mansfield, las cataratas tienen más de 213 metros y contienen diversas caídas, pero debido a su gran cota de altura, son estacionales.

La mejor temporada para visitar las cataratas son a finales del invierno y en primavera, que es cuando se llenan con el deshielo de la nieve. Por otro lado, durante los tiempos prolongados de poca lluvia, las cataratas pueden casi desaparecer, conque compruébelo antes de programar tu viaje.

El parque y las cataratas son populares entre los conjuntos turísticos, pero puedes visitarlos por tu cuenta si prefieres alquilar un vehículo y hacer el viaje de forma individual.

5. Cataratas de Ellenborough

Ellenborough Falls

Una de las joyas del estado sudoriental de Nueva Gales del Sur son las cataratas Ellenborough, las cuales tienen más de 120 metros de altura, y están relativamente cerca del popular Parque Nacional Oxley Wild Rivers.

Cerca de la pequeña urbe de Elands, las cataratas se hallan en la porción oriental de la meseta de Bulga, y se alimentan de una enorme zona de drenaje en el Parque Nacional de Biriwal Bulga.

Debido a las fuertes, pero intermitentes lluvias que se producen a lo largo del año, el caudal de las cataratas puede ser muy fuerte en ciertas ocasiones, y significativamente reducido en otras.

Las cataratas tienen escaleras bien acondicionadas y zonas de observación de fácil acceso, además de senderos que conducen a otros puntos de observación más difíciles de llegar.

6. Cataratas de Millaa Millaa

Millaa Millaa Falls

No muy lejos de la ciudad de Millaa Milla, en la costa noreste de Australia, están las cataratas de Millaa Millaa. Las cataratas y la ciudad llevan el nombre de una fruta local apreciada por los aborígenes.

Las cataratas son un enorme atractivo para los que hacen excursiones en grupo por la zona, lo que las hace un poco concurridas durante la temporada alta.

Con 18 metros de altura, son majestuosas y tienen una recomendable y refrescante piscina en su base.

Además, están a solo diez minutos de Millaa Millaa, y el paseo es relativamente corto y poco exigente, por lo que es ideal realizarlo caminando y si llegas muy cansado, darse un baño en su maravillosa piscina.

7. Las cataratas Jim Jim

Jim Jim Falls

Obviamente el personal de la UNESCO – también conocida como la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, por sus siglas en inglés – tiene mucho tiempo libre, y les encanta pasar las vacaciones en las cataratas de Australia, y ¿cómo se les puede culpar por ello?

Formando parte del Parque Nacional de Kakadu, las Cataratas Jim Jim se hunden 182 metros sobre los escarpados acantilados antes de aterrizar en una brillante piscina en su base.

De octubre a abril, las cataratas están en su punto más álgido gracias a las lluvias torrenciales, por lo que la misma agua hace que los caminos que conducen a las cataratas sean inalcanzables, lo que significa que deberás usar usar tu tarjeta de crédito y reservar un tour en aeroplano o bien helicóptero si deseas visitarlas. Eso sí, merecerá notablemente la pena.

8. Las cataratas de Ebor

Ebor Falls

Situadas en el Parque Nacional del Río Guy Fawkes en el área de Nueva Inglaterra de Nueva Gales del Sur, las cataratas Ebor caen en caída libre a más de 90 metros, antes de caer en el cañón que hay debajo con una fuerza sorprendente.

El parque cuenta con tres áreas de observación hechas por el hombre, que le permitirán disfrutar de vistas panorámicas, y para los más aventureros que les gusta disfrutar de actividades al aire libre, hay otros senderos más difíciles que les van a llevar a otras zonas destacadas del parque.

La mayoría de los recorridos guiados por las cataratas de Ebor comienzan en la cercana Armidale, aunque existe la posibilidad de poderlas visitar por su cuenta.

9. Cataratas Crystal Shower

Crystal Shower Falls

Ubicadas en el Parque Nacional de Dorrigo en Nueva Gales del Sur, hasta donde se puede determinar, estas cataratas aún no están reconocidas por la UNESCO, aunque seguramente no tardarán mucho en proponerlas como patrimonio.

Limítrofes a grandes extensiones de selva tropical australiana, las cataratas contrastan con otras de  cataratas australianas, que se encuentran en climas crudos y áridos.

El parque, además, cobija otras cascadas, pero las Cataratas de Crystal Shower son su principal atracción turística.

Las cataratas están a una hora en coche de la urbe de Coffs Harbor, lo que hace que sea un escapada más que obligatorio de un día.

10. Cataratas Liffey

Liffey Falls

Tasmania tiene la reputación de tener un paisaje áspero e implacable, pero también alberga unas cuantas cataratas.

Ubicadas en la Reserva Estatal de Liffey Falls, las Cataratas Liffey Falls, de 121 metros de altura, se encuentran entre las atracciones más atractivas de la región.

Ubicadas entre bosques tropicales moderados en la zona silvestre de Tasmania, las cataratas Liffey son un imán para los amantes de la naturaleza, aventureros y paisajistas por igual.

Si no te hallas en ninguna de estas tres categorías, despreocúpate, porque también podrás apreciarlas.

La mejor opción es hacer una excursión de un día desde Launceston y, una vez en el parque, se puede llegar de manera fácil a las cataratas por medio de algunos senderos que recorren diversas cataratas del parque.

11. Cataratas Mackenzie

Mackenzie Falls

Si has notado que la mayor parte de las espectaculares cataratas de Australia se hallan en parques nacionales, no te sorprenderá al escuchar que Mackenzie Falls está en uno de ellos: El Parque Nacional de los Grampians.

En Victoria, en el extremo sureste de Australia, que también es el hogar de la ciudad de Melbourne, las cataratas Mackenzie se elevan prácticamente 30 metros por encima del paisaje circundante y, a diferencia de otras cataratas de Australia, las Mackenzie Falls mantienen su caudal incluso cuando las condiciones son de sequía.

Desde la sede del parque, las cataratas son accesibles dando un paseo corto, y los caminos, bien mantenidos y marcados, te llevarán a través de los parques a otras peculiaridades increíbles del lugar.

12. Las cataratas Russell

Russell Falls

En el Parque Nacional de Mount Field, a una hora en vehículo al noroeste de Hobart, las cataratas de Russell Falls se desvanecen en sus 60 metros de altura.

Debido a su sencillo acceso y a su localización en el popular parque, las cataratas son uno de los lugares turísticos preferidos de Tasmania.

La zona circundante es famosa por su flora y fauna, muchas de las cuales son únicas en la zona.

El agua de las cataratas cae sobre capas de limo y arenisca, hasta la pintoresca piscina que hay debajo, y el bosque que las rodea es espeso, semitropical y está repleto de grandes helechos y eucaliptos.

13. Cataratas King George

King George Falls

Sabes que cuando algo se nombra en honor a un rey, acostumbra a ser un ejemplo excepcional de lo que representa, y tal es el caso de las Cataratas del Rey Jorge, que están en la zona de Kimberly.

Realmente, son dos caídas distintas que se originan en el mismo arroyo, el agua de la caída cae más de 90 metros sobre la cara de arenisca del precipicio.

No es fácil llegar a las cataratas, por lo que la manera preferida de verlas es por medio de un viaje en barco por el río Rey Jorge.

Tampoco es económico, pero te llevará a pocos metros del precipicio de las cataratas, siendo un añadido el recorrido que hacer por el río y sus maravillosas vistas.

14. Catarataras Horizontal

Horizontal Falls

Aunque desde cierto punto de vista rigurosamente geológico, Horizontal Falls en la zona de Kimberly en Australia Occidental, pueden no ser consideradas una catarata, pero es imponente ver cómo fluyen su agua de una forma poderosa e increíble.

Las cataratas son en realidad un punto de atracción, donde las fuertes corrientes de marea fluyen entre dos estructuras similares a montañas en la Bahía de Talbot. Esto hace que el agua brote mientras se abre paso por medio de la abertura, que tiene unos 18 metros de ancho.

El hidroavión y el navío son la forma preferida de ver este único paraje, y la mayoría de los tours incluyen un almuerzo, exposición de de la historia local y geológica, contados por un guía profesional.

15. Horseshoe Falls

Horseshoe Falls

Situadas en las tierras altas de Tasmania, las Cataratas Horseshoe están compuestas por múltiples niveles y cascadas.

Las cataratas están en el Parque Nacional de Mount Field, que cobija otras cataratas populares e increíbles que querrás ver mientras estés en la zona.

Las cataratas y el parque son una excursión fácil de realizar en un día desde Hobart, y aunque no son tan altas como otras de la zona, son igual de pintorescas.

Las rocas bajo las cataratas están cubiertas de un rico y verde musgo, que junto con el bosque que las rodea, dan a las cataratas una impresión prehistórica.

!Compártelo!
Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email
Suscríbase a
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios